Logotipo de GenPath junto con oncología

Tumores cerebrales

Un tumor cerebral es un crecimiento anormal de células dentro del cerebro, que puede ser benigno o maligno. Los tumores benignos y malignos aparecen en células que forman el sistema nervioso central.

Los tumores cerebrales no suelen propagarse a otras partes del cuerpo, pero pueden hacerlo dentro del cerebro. A menos que se extirpen o destruyan por completo, siguen creciendo y propagándose en las áreas cercanas y destruyen el tejido cerebral normal. Tanto los benignos como los malignos pueden ser mortales, por lo que deben tratarse. Aparte de la cirugía, otras opciones de tratamiento son radioterapia y terapia sistémica. Esta última incluye quimioterapia, terapia hormonal, inmunoterapia y terapias dirigidas.

¿Cuáles son los síntomas de un tumor cerebral?

Algunos de los síntomas generales de los tumores cerebrales son dolor de cabeza, náuseas, vómitos, convulsiones, visión borrosa y cambios de comportamiento. Esos son síntomas no específicos que también pueden indicar muchas otras enfermedades y síndromes. Los tumores cerebrales a veces pueden causar problemas que afectan las funciones corporales, según la parte del cerebro en donde crecen.1 Estos son algunos ejemplos:

  • Los tumores en ciertas partes del cerebro que controlan el movimiento y la sensibilidad pueden causar debilidad o insensibilidad en parte del cuerpo, en general de un solo lado.
  • Los tumores en la parte frontal del cerebro pueden afectar el pensamiento, la personalidad y el lenguaje.
  • Los tumores en la parte posterior del cerebro pueden causar problemas de visión.

Los síntomas mencionados pueden estar causados por un tumor cerebral o no. De todas formas, si tiene alguno de esos síntomas que persiste o empeora con el tiempo, consulte a su proveedor de atención médica para averiguar la causa.

¿Qué pruebas podría solicitar mi proveedor de atención médica?

GenPath ofrece las pruebas más avanzadas para diagnosticar apropiadamente el cáncer de cerebro y determinar el mejor plan de tratamiento.

  • FISH: la hibridación fluorescente in situ detecta los cambios en los cromosomas por fluorescencia y hace que el área afectada brille.
  • PCR: la reacción en cadena de la polimerasa permite hacer una copia idéntica de una pequeña muestra repetidas veces, para darle a GenPath la cantidad de ADN necesario para diagnosticar con exactitud su afección de la manera más eficiente.
  • NGS: la secuenciación de próxima generación es una prueba muy específica y eficiente que requiere una muestra pequeña. Los resultados le llegan a su proveedor de atención médica en tan solo cinco a diez días.
  • OnkoSight Advanced™, la plataforma de NGS exclusiva de GenPath, examina los genes más importantes para cánceres específicos para proporcionar el diagnóstico más preciso en el plazo más corto.

Referencias


  1. Sociedad Americana Contra el Cáncer. https://www.cancer.org/cancer/brain-spinal-cord-tumors-adults.html. Se accedió el 11 de abril de 2019.
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software