Logotipo de GenPath junto con oncología

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el cuarto tipo de cáncer diagnosticado más comúnmente en los Estados Unidos, y cerca del 30 % de los pacientes tiene antecedentes familiares de la enfermedad.1 El cáncer colorrectal comienza en el colon o en el recto. Los tumores en esas áreas pueden llamarse “cáncer de colon” o “cáncer de recto”, pero presentan síntomas similares, por lo que se los suele agrupar y llamar “cáncer colorrectal”.

Factores de riesgo y prevención

Hay factores de riesgo para el cáncer colorrectal que puede evitar, como el tabaquismo, el sobrepeso o la obesidad, un estilo de vida sedentario (no ser activo ni hacer ejercicio) y el consumo de alcohol, carne procesada o carne roja cocinada a altas temperaturas (rostizada).

Hay factores de riesgo que no puede cambiar, como la edad avanzada, antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal, pólipos o cáncer colorrectal, antecedentes familiares de la enfermedad y tener un síndrome heredado. Cerca del cinco por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal ha heredado un síndrome (cambios genéticos provenientes de un progenitor).2 El síndrome hereditario más frecuente relacionado con el cáncer colorrectal es el síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no polipósico o CCHNP). El síndrome de Lynch es la causa de cerca de entre el 2 % y el 4 % de todos los cánceres colorrectales.2 Los cánceres ligados a este síndrome suelen aparecer en pacientes jóvenes, y el riesgo a lo largo de la vida puede llegar al 80 %, pero eso depende de cuál sea el gen afectado. Otro síndrome hereditario habitual es la poliposis adenomatosa familiar (PAF) que, junto con otros síndromes menos frecuentes, también pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal.2

Detección temprana del cáncer colorrectal

Hacer análisis de detección regulares para el cáncer colorrectal es la forma más eficaz de detectar la enfermedad de forma temprana. A través de los análisis, los médicos pueden encontrar pólipos y extirparlos antes de que se conviertan en un cáncer. Con cualquier tipo de cáncer, las probabilidades de sobrevivir a la enfermedad aumentan si se descubre en las primeras etapas, antes de que otros órganos estén afectados.

Hay varias pruebas que se pueden usar para detectar el cáncer colorrectal, como análisis de materia fecal, exámenes visuales (de la estructura) en los que se usa un endoscopio (un instrumento tubular con una luz y una pequeña cámara en un extremo) y radiografías.

La Sociedad Americana Contra el Cáncer tiene pautas para los análisis de detección del cáncer colorrectal. Si desea más información sobre esas pautas, visite https://www.cancer.org.

¿Qué pruebas podría solicitar mi proveedor de atención médica?

La prueba OnkoSight AdvancedTM, exclusiva de GenPath, analiza veintinueve genes que son importantes para el diagnóstico del cáncer colorrectal. Al centrarse en estos genes, GenPath puede proporcionar la información que resulta más necesaria para determinar la opción terapéutica más apropiada.

GenPath también ofrece pruebas de cáncer hereditario para cáncer colorrectal. Para obtener información sobre las pruebas del cáncer colorrectal hereditario, haga clic AQUÍ.

Referencias


  1. Sociedad Americana Contra el Cáncer. https://www.cancer.org/cancer/colon-rectal-cancer/about/key-statistics.html. Se accedió el 21 de mayo de 2019.
  2. Sociedad Americana Contra el Cáncer. https://www.cancer.org/cancer/colon-rectal-cancer/causes-risks-prevention/risk-factors.html. Se accedió el 21 de mayo de 2019.
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software